CAMBIA DE HÁBITOS, TU CORAZÓN TE LO AGRADECERÁ

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

CAMBIA DE HÁBITOS, TU CORAZÓN TE LO AGRADECERÁ

Tabla de contenido:

Cuando hablamos de febrero, siempre pensamos en el amor, pero también es el mes del corazón, se trata de educar a las personas a través de un conjunto de iniciativas destinadas a transmitir un mensaje de concientización sobre los peligros de las enfermedades cardiovasculares, y sobre cómo podemos reducir los riesgos de padecer alguna de ellas.

Es importante saber que las enfermedades cardíacas constituyen la primera causa de muerte y discapacidad en el mundo, tan solo en América causan 1.6 millones de muertes al año. El 30% de los fallecimientos corresponden a personas de 30 a los 69 años. 

Los factores de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular más comunes son: un índice de colesterol alto, la diabetes e hipertensión, el tabaquismo, el estrés, la obesidad y por último, la herencia genética. A diferencia de este último aspecto, los demás problemas pueden ser controlables mediante cambios de hábitos, así que no lo pases por alto.

En BMI queremos que mantengas tu corazón sano, así que te compartimos algunos tips esenciales para mejorar tu calidad de vida.

– Practica una alimentación cardiosaludable. Las frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados no pueden faltar en tu dieta.

– Dedica 30 minutos diarios a ejercitar tu cuerpo. Elige la actividad que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, correr, etc.

– Mide tu Índice de Masa Corporal (IMC) y vigila la grasa acumulada en el abdomen, ya que es peligrosa para el corazón. Mide tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En las mujeres debe estar por debajo de los 88 cm y en los hombres por debajo de los 102 cm.

– Comprueba tu tensión arterial periódicamente, esta debe permanecer por debajo de 140/90 mmHg. Si eres hipertenso también debes mantenerte por debajo de estas cifras. En caso de haber sufrido un problema cardiovascular, renal o eres diabético, tu tensión tiene que estar por debajo de 130/80 mmHg.

– Revisa tus niveles de colesterol y glucosa. La mejor manera de mantenerlos a raya es seguir una dieta sana y hacer ejercicio. Si tras un análisis en ayunas tus cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, debes consultar con un especialista.

Por último y no menos importante, queremos recordarte que es necesario acudir al médico para realizar un examen físico general, analizar tus antecedentes personales y familiares, y diseñar un plan para actuar a tiempo y reducir al máximo los riesgos.

Suscríbase
a nuestro blog

No se pierda las últimas noticias y consejos sobre su bienestar físico, mental, seguros de vida, salud, tecnología y marketing.

Su privacidad es importante para nosotros. BMI utiliza la información que proporciona para enviarle contenido de productos y servicios relevantes para usted. Puede darse de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si desea obtener más información sobre la protección de sus datos en BMI, consulte nuestra Política de Privacidad.

BMI-Logos_BMI

Solicite una cotización